Esta es una de las conclusiones que puede desprenderse del trabajo que en los años 50´llevó a cabo el psicólogo social Muzafer Sherif con dos grupos de boy scouts que pasaban un verano en un campamento de EE.UU.  Con cada uno de ellos fue trabajando de forma aislada, hasta que consolidaron unos vínculos sólidos, momento en el que los hizo coincidir. Este encuentro desató una serie de hostilidades entre ambos que obligaron a los investigadores a tener que intervenir en alguna ocasión para evitar daños mayores. La enemistad entre ambos se resolvió cuando surgió un problema que les obligó a trabajar de forma conjunta: los investigadores, que obraban como monitores del campamento, cerraron la válvula que suministraba agua toda la zona.

Plantear un problema a resolver es otra manera de presentar una meta que debe alcanzarse. Parece existir un acuerdo general acerca de que las metas son el pegamento de los equipos y llama la atención cuando se han expresado claramente y a pesar de todo éstos siguen trabajar unidos. Normalmente, suele deberse a que son metas no interiorizadas y no significativas para quienes las reciben. Plantear un problema cuya resolución pueda acercar a la consecución de la meta proporciona autonomía a quien debe resolverlo y le permite definir y personalizar su aportación de valor.

¿Cómo debería plantearse este problema para que no se convierta sólo en un problema o en un ENORME problema?

  • Su resolución debe requerir la interdependencia de cada uno de los miembros.
  • Debe ser significativo para los miembros del grupo. De lo contrario, la meta que se pretenda alcanzar, no será compartida, no se le otorgará la misma importancia y la participación de los miembros se resentirá.
  • El equipo tiene que ser capaz de solucionarlo. Si no depende del equipo la resolución del problema, no lo acometerán.

¿Qué ventajas proporciona?

  • Ayuda a desvelar talentos ocultos. Al requerir la intervención de todos, se hace impresdindible que todos aporten.
  • Fomenta la colaboración entre los miembros del equipo al eliminar diferencias en favor de la solución de una dificultad mayor.
  • Si los roces persisten, se manifiestan con mayor facilidad y el equipo los subraya como elementos que restan efectividad a la labor que hay que llevar a cabo y que hay que, o bien suprimir, o abordar como obstáculos que superar entre todos.

Al hablar del liderazgo compartido en el trabajo del conocimiento, decíamos que la naturaleza de la actividad que se lleva a cabo es la que define el liderazgo. Nos preguntábamos entonces qué tiene que ocurrir en el equipo para que estas sinergías se den, para que la actividad permita compartir el liderazgo en lugar de ser una causa de ruptura del equipo. Aquí tenemos un posible camino que recorrer. Crea un problema. 

 

 

Deja un comentario

Set your Twitter account name in your settings to use the TwitterBar Section.